¿Es difícil ganar casos de Caídas y Resbalones?

¿Es difícil ganar casos de Caídas y Resbalones?

Los términos caídas y resbalones se utilizan para hacer mención de un tipo de lesión personal que se da en algunos casos. Este tipo de accidentes son muy comunes, y en Estados Unidos se enmarcan dentro de una posible demanda legal. Se enmarcan dentro de la figura amplia de reclamos por responsabilidad sobre las instalaciones. Al ocurrir el accidente dentro de la propiedad de otra persona, esta puede ser declarada responsable por el daño. Sin embargo, es difícil ganar casos de caídas y resbalones si no se procede de la manera correcta.

Existen muchas causas que pueden provocar una lesión dentro de la propiedad. Pisos desnivelados o rotos, alfombras mal colocadas o levantadas, una mala iluminación, escalones sin señalizar, pisos mojados, entre muchas otras. También puede ocurrir en la vía pública, cuando las aceras se encuentran rotas o con grietas, o en escaleras fijas o mecánicas. Aunque es difícil ganar casos de caídas y resbalones, si la persona resulta lesionada por alguno de estos motivos, tiene derecho a reclamar un resarcimiento.

Si es difícil ganar casos de caídas y resbalones, ¿cómo demostrarlo?

No existe una manera irrevocable de demostrar la responsabilidad frente a un accidente de este tipo. Todo gira en torno a si el dueño o encargado de la propiedad actuó de la mejor manera para evitar accidentes. Si una persona es descuidada, no utiliza las medidas de seguridad provistas o no respeta las reglas, y eso provoca la lesión, la responsabilidad será exclusivamente del damnificado. Por eso, una de las cuestiones más importantes si usted ha sufrido un accidente de este tipo, es poder probarlo.

Es difícil ganar casos de caídas y resbalones porque la víctima debe tener elementos probatorios suficientes. Es decir, debe ser capaz de demostrar que las condiciones del lugar eran peligrosas y que el propietario no actuó en consecuencia para solucionar el problema. Debe tratarse de una circunstancia peligrosa presente en la propiedad, y que la víctima no podría haber anticipado de ninguna manera. Se da por descontado que las personas deben estar atentas para evitar cualquier peligro, caso contrario el caso no podrá prosperar.

Para demostrar que el propietario estaba al corriente de la situación de peligro, es necesario probarlo de alguna manera. O bien, el propietario causó o generó esa situación, o bien estaba en conocimiento pero actuó con negligencia. También es posible demostrar que esa condición existía desde hace tiempo y el propietario debía haberla conocido y predecir el resultado peligroso. Por ejemplo, si hay un derrame en un pasillo y este no es limpiado hasta el día siguiente, alguien puede resbalar. En ese caso, la situación era previsible y el propietario actuó con negligencia al no inspeccionar los pasillos.

En caso de que se esté violando una ley o normativa, no será tan difícil ganar casos de caídas y resbalones, o al menos no tanto. Por ejemplo, si una escalera no posee barandilla y eso genera una caída y una lesión, al violarse un código de construcción el propietario es inmediatamente responsable por ese accidente. En esos casos, la prueba para la demanda es mucho más evidente y por lo tanto el caso es más fácil de demostrar.

Responsabilidades ante un accidente de caídas y resbalones

Para poder realizar una demanda y cobrar una compensación en un accidente de resbalón o caída, es necesario que exista un responsable. Esto es, que una persona que haya actuado de manera negligente o descuidada, y haya generado las condiciones para que suceda el accidente. Si bien esto parece obvio, en muchos casos es difícil ganar casos de caídas y resbalones porque simplemente se trata de accidentes producto del descuido. En esos casos, no hay un responsable, más que el propio damnificado que no tuvo en cuenta los peligros.

Por ejemplo, si una persona no mira por dónde camina y se tropieza con un escalón que está correctamente señalizado, él será el responsable. No puede exigir una compensación, ya que el dueño de la propiedad actuó con toda responsabilidad y tomó todas las precauciones necesarias. Esto es independiente de la gravedad de la lesión, ya que no existe culpabilidad para el propietario del inmueble. Existen casos en los que la culpabilidad puede ser repartida, y entonces la víctima tiene derecho a un resarcimiento, pero solo por monto parcial al daño ocasionado.

Es difícil ganar casos de caídas y resbalones en una propiedad comercial

La mayor parte de las veces, este tipo de accidentes suceden en locales comerciales, como tiendas, restaurantes o supermercados. Es difícil ganar casos de caídas y resbalones en propiedades comerciales, porque debe poder demostrarse algunas de las siguientes responsabilidades:

  • El propietario provocó la condición de peligro, como derrames, superficies irregulares, elementos que obstruyen el paso, etc.
  • El propietario tenía conocimiento de la superficie peligrosa y no hizo nada por solucionarla.
  • Debería haber tenido el propietario conocimiento de la situación, ya que tuvo tiempo suficiente y es el responsable de mantener en condiciones adecuadas la propiedad comercial.

La tercera opción es la más común, pero también la más subjetiva, ya que no hay forma inequívoca de probar lo que “debería” haber hecho el propietario. En parte, por eso es difícil ganar casos de caídas y resbalones. La decisión termina siendo según el sentido común del juez encargado del caso. Igualmente, la ley determina algunos parámetros de seguridad que el propietario debe respetar para considerar que fue prudente y cuidadoso.

Es común que una empresa alquile la propiedad a un tercero. En ese caso, ambas partes podrían considerarse responsables frente a un accidente de este tipo, y ambos pueden ser demandados. El arrendatario es el poseedor de las instalaciones, ya que le da uso a la propiedad aunque no sea su dueño. Por esa razón termina siendo el responsable de que las condiciones de uso sean las adecuadas para la actividad que realiza. Si bien es difícil ganar casos de caídas y resbalones, en caso de que esté probado, la empresa debe indemnizar de manera justa a la víctima para cubrir todos los gastos médicos y otros daños que se le pudieron haber causado.

Si necesitas un abogado de resbalones y caídas en Miami, no dudes en contactarme.

Leave a Comment

Your email address will not be published.