Abogado de Daños por Fuego en Miami

Cómo prevenir daños por fuego

Los incendios son uno de los problemas más destructivos que puede sufrir una propiedad. Representan un peligro sumamente alto para la salud, ya que en caso de una emergencia corre riesgo la vida de las personas. Además, representa una fuente de daños enorme para la estructura de la propiedad. Lo mejor que se puede hacer para combatir a las llamas es estar preparado de antemano. Y contar con un abogado de daños por fuego forma parte de esa preparación, para facilitar las cosas en caso de ser necesario.

Dentro de las medidas que se pueden tomar para prevenir los incendios, lo más importante es contar con extintores en la casa y detectores de humo. Además, es muy recomendable probar estos elementos periódicamente, para asegurar su correcto funcionamiento. Principalmente, la cocina suele ser el lugar de origen de muchos incendios. Por eso, es fundamental prestarle atención a esta parte de la casa más que a ninguna otra. Limpiar el horno y estar presente durante la cocción de sus comidas son algunos de los consejos que cualquier abogado de daños por fuego le puede brindar.

Controlar y mantener los artefactos de calefacción en el interior de la casa también es de suma importancia. Limpiar los filtros de aire y mantener todos los objetos inflamables lejos de las fuentes de calor. El filtro de la secadora de ropa debe limpiarse regularmente para evitar sobrecalentamiento. Por último, revise regularmente el cableado de los electrodomésticos para asegurar que no estén desgastados.

Abogado de Daños por Fuego en Miami: ¿Cuáles son los más comunes? 

En el lamentable caso de que su casa sufra un incendio, lo más importante es resguardar la vida y la salud de las personas, sin lugar a dudas. Por ello, evacuar la casa es lo más importante, en caso de que el fuego no pueda controlarse. Una vez dicho esto, resulta importante cuantificar cuál es el daño material que el fuego puede ocasionar a la propiedad. En muchos casos, esta no es una tarea sencilla. Por eso, un abogado de daños por fuego con experiencia en este rubro puede ser de suma utilidad.

Las llamas pueden dañar prácticamente todos los artículos que se encuentran en el interior del hogar. Pero, además, el humo y el hollín son asimismo dañinos para gran cantidad de elementos. Incluso el agua que se utiliza para apagar las llamas puede dañar muchas de las cosas que se encuentran en el interior. Los bomberos también pueden verse obligados a romper puertas y ventanas, o agujerear techos y paredes para controlar las llamas. Cuantificar estos daños puede ser engorroso, incluso para un abogado de daños por fuego que ya lo ha hecho infinidad de veces, como Mario Serralta.

Muchos de los daños ocasionados durante el incendio no son perceptibles a simple vista. Incluso, puede ser que esos daños se vayan desarrollando con el correr de los días. Por ejemplo, la disminución en la calidad del aire por problemas de los materiales o la aparición de moho. Por eso, lo más recomendable es que un equipo de profesionales se encargue de la inspección luego del incidente.

Qué hacer si tu seguro no quiere pagar

En la mayoría de los casos, las pólizas de seguro cubren los daños causados por un incendio. El problema es que, a pesar de esto, no siempre es tan sencillo cobrar los montos de la reparación. Algunas cláusulas o tecnicismos pueden reducir el alcance de la cobertura o, incluso, la compañía puede intentar evitar el pago debido a alguna causa específica. Por eso, contar con un abogado de daños por fuego puede ser más que recomendable para llevar adelante el reclamo.

Aun cuando la protección del seguro sea sólida y se cuente con la certeza de estar cubierto, la compañía de seguros puede poner algunos obstáculos. En algunos casos, intentará demorar los pagos para intentar hacerlo ceder en algunos reclamos. En otros, la cuantificación de los daños será menor para intentar minimizar el pago. Incluso puede que argumenten que la pérdida no es total, cuando resulta evidente que el costo de reparación de propiedad supera el valor de la estructura.

En el peor de los casos, la aseguradora negará por completo el pago de cualquier suma, ateniéndose a cláusulas especiales que la redimen de cualquier responsabilidad. Sea este el caso, o solo se trate de una disminución en los montos, un abogado de daños por fuego como Mario Serralta se asegurará de que reciba el asesoramiento necesario para que su indemnización sea lo más justa posible.

Asesórate por un abogado de daños por fuego en Miami

Este tipo de estrategias por parte de las compañías de seguros son moneda corriente. El interés de la aseguradora se contrapone con el de usted en su reclamo. Para evitar esta desigualdad, un abogado de daños por fuego puede defender sus intereses con todo el conocimiento de la ley y de lo que su póliza cubre.

Además, no solo será su representante frente a la aseguradora, sino que también será una pieza fundamental en la investigación del incendio. Una parte fundamental al momento de realizar el reclamo es saber exactamente qué sucedió. Cómo se originó el incendio, dónde y por qué, son preguntas que deben responderse. La compañía de seguros no siempre tiene los incentivos para averiguar la verdad, sino aquellos aspectos que sirven de argumento para su posición. Contar con un abogado de daños por fuego con la experiencia y profesionalidad de Mario Serralta le asegurará que la investigación se realice con la rigurosidad que corresponde.

Por último, el abogado no cobra sus honorarios hasta que usted recibe la indemnización. Esto garantiza que realizará el mejor trabajo posible, poniendo a disposición del caso todo su conocimiento y esfuerzo. Independientemente de que se inicie una demanda o se llegue a un acuerdo con la compañía aseguradora, la compensación que se obtenga será la más justa y más beneficiosa para su cliente, es decir usted. Por eso, no dude en contactar a Mario Serralta, abogado de daños por fuego en Miami.

SEGUNDA OPINION DE SU CASO TOTALMENTE GRATIS!

Sin Costo, Sin Obligación